Este año quisimos celebrar las populares fiestas de San Fermín con una recreación de los encierros al más puro estilo navarro. Tras pedirle a San Fermín que nos guie en el encierro, los mozos y los toros recorrieron las calles y pasillos de nuestra residencia hasta llegar a la plaza, donde fueron toreados. Por suerte, la jornada terminó sin ningún herido por asta y con la plaza abarrotada de gente gritando: “¡Olé!”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y, por lo tanto, acepta nuestra política de cookies. Si lo desea, en este enlacepuede ver cómo configurarlasplugin cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!